La Nación, JUeves 16 de febrero 2012

Detectan arsénico en acueducto rural de Aguas Zarcas

6 mil habitantes son los beneficiados con el servicio.

El arsénico puede ser encontrado en el suelo de forma natural.

ÉDGAR CHINCHILLA 11:37 A.M. 16/02/2012

Aguas Zarcas (GNN). Un estudio del programa Bandera Azul ecológica reveló que el agua que han tomado los vecinos de Aguas Zarcas por más de 25 años, tiene arsénico, un mineral que podría originar cáncer de piel y pulmón.

La noticia alertó a las autoridades de Acueductos y Alcantarillado (AyA), cuyos técnicos realizan análisis en la fuente de agua para conocer el nivel de concentración de arsénico.

Las autoridades médicas no registran aumentos de pacientes enfermos ni diagnósticos de cáncer en los últimos años. Pero sí, desde que se conoció la noticia, en las comunidades de Cerro Cortés, San José, Los Llanos, Santa Fe y La Gloria los vecinos dicen están enfermos con diarrea y vómitos.

La comunidad trabaja para eliminar esta sustancia, perforando más pozos de agua. Los dirigentes de este acueducto rural apuestan por un pozo perforado y están a la espera de la compra de una fuente de agua para eliminar naciente contaminada con arsénico.

Este fin de semana concluyeron la perforación de un tercer pozo, pero inició el zanjeo para la tubería que llevará el agua a un enorme tanque. El tanque de captación fue construido con una capacidad de 400 mil litros de agua, una vida útil de 70 años y tuvo un costo de 50 millones de colones.

Para Mario López, presidente de la Asociación Administradora de sistemas de acueductos comunales (Asada) de San José /La Gloria, una solución definitiva sería comprar 4 hectáreas en La Marina de la Palmera donde está ubicada una naciente que le daría agua potable por muchos años al distrito de Aguas Zarcas de San Carlos.

López explicó que la presencia del arsénico lo ha obligado a "empezar de nuevo, de cero". Con nueva fuente, red de cañería y tanques nuevos "el propósito es garantizar la salud pública de los vecinos", agregó.

El presidente de la asociación administradora hizo un llamado a los vecinos a trabajar y aportar recursos para eliminar el arsénico de las tuberías.

Otro de los sitios afectados es el sector de Parcelas Caño Negro, en Altamira de Aguas Zarcas, el cual es abastecidp por el acueducto de Kooper, según los vecinos. Los vecinos se han estado reuniendo para hablar sobre el problema y tomar medidas, pues están temerosos de que el agua contaminada los pueda afectar, principalmente a los niños.

Entre las medidas hablaron de la posibilidad de cerrar el acueducto o dejar de pagar el servicio hasta que les garantice la solución del problema.

Este acueducto podría recibir la ayuda del acueducto de San José La Gloria, donde el problema podría solucionarse en menos de 22 días.